El Omega 3 del pescado mejora el aprendizaje en los niños.

El ácido graso Omega 3 presente  en  los  pescados  azules, como la caballa, el bonito, el jurel y la anchoveta, contribuye a mejorar la calidad del sueño de los niños, reforzando su memoria y capacidad de aprendizaje,  informó  D’Janira  Paucar, nutricionista del Programa Nacional  “A Comer  Pescado” del Ministerio de la Producción.

“Estudios científicos demuestran que el DHA, ácido graso Omega 3, estimula la producción de la melatonina, la  hormona  que  regular  los ciclos del sueño, permitiendo un buen  descanso   nocturno. Como consecuencia de ello, el niño mejorará su comprensión lectora,  capacidad  de  análisis y memoria a la hora de estudiar”, explicó.

Se sabe también  que  el Omega 3 contribuye a reducir los síntomas del Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad  (TDAH),  como  la  falta de concentración y la impulsividad. “Además el Omega 3 favorece la coordinación motora de los niños, es decir los ayuda a desarrollar de manera óptima acciones  como  gatear,  caminar,  saltar,  escribir,  cortar  con tijeras, entre otros”, indicó.

La  especialista resaltó que el Omega 3 es un ácido graso esencial que el cuerpo no produce, por  lo  que  se  debe obtener de los alimentos, y los pescados  azules son la mejor fuente de este nutriente, además de brindar proteínas, vitaminas y minerales

“Al  niño  podemos  nutrirlo con Omega 3 desde el vientre materno,  luego  a  través  de la  leche  materna.  Por  ello  es importante  que  las  gestantes consuman  pescado  en  preparaciones saludables”, explicó la especialista.

Desde  los  6  meses  y  de manera  gradual  se  puede  in-traducir el pescado blanco en la alimentación  del  bebé,  ya que junto a otros alimentos le aportará los nutrientes necesarios para lograr un crecimiento y desarrollo saludable. Y a partir de los 9 meses de edad, se pueden incluir los pescados azules. 

Agregó  que  la  frecuencia para  darle  pescado  los  niños debe  ser  mínimo  tres  veces por semana y en preparaciones  saludables  como  guisos, a  la  plancha,  sudados  o  al horno. Es mejor descartar las frituras y el exceso de grasas para evitar problemas de sobrepeso y obesidad.